Luego de Argentina la guitarra canta mejor

Ratings
(1)

Estudiante de Música nos cuenta su experiencia en Buenos Aires como Estudiante Embajador de la UCundinamarca.


Vivir en otro país por unos meses, estudiar en una universidad diferente y conocer culturas, personas y diferentes estilos de vida es una experiencia sin duda enriquecedora, cómo la de Camila Parra Rodríguez la estudiante de la UCundinamarca que viajó a Buenos Aires argentina para su intercambio.

La UCundinamarca tiene el programa de internacionalización en dónde apoya a los estudiantes que se postulan y cumplen algunos requisitos como por ejemplo un alto promedio.

El programa llamado Estudiante Embajador, hace el puente con universidades en América latina y apoya a los estudiantes para que puedan estudiar un semestre en el país y en la institución en dónde tenga convenio y el pensum sea similar para que pueda adelantar materias de su plan de estudios.

La estudiante logró viajar gracias al apoyo de sus padres y estudiar un semestre de música en la Universidad de Lanús allí vivió grandes experiencias que serán, sin duda, clave para su formación como maestra de música.

Camila viajó a Argentina en el segundo semestre del 2019, llegó en diciembre justo a tiempo para protegerse en casa de la pandemia mundial, sin embargo, ahora a punto de graduarse afirma que luego de su viaje su guitarra suena mejor.

La guitarra clásica es el instrumento que esta joven de 27 años quien afirma que los escenarios culturales, los espacios para hacer música y las clases de música de cámara fueron de las cosas que más le gustó en aquella universidad

"La experiencia de tener clases de música de cámara fue lo mejor, yo soy solista, pero el oído que se logra desarrollar con las melodías de violines, flautas y otros instrumentos tocando al tiempo con uno, es clave para mejorar cada interpretación" explicó la futura maestra en Música de la UCundinamarca.

El proceso

Camila había escuchado acerca de los intercambios y sabía que el programa Estudiante Embajador sería muy enriquecedor para ella como profesional, por este motivo se postuló y luego de superar todos los filtros, recibió la aceptación.

“Primero iba a viajar a Brasil, pero en ese momento la situación de ese país empeoró y la oficina de internacionalización buscó otra opción y allí fue donde encontraron la Universidad de Lanús“, explicó la estudiante.

Los padres de Camila estuvieron de acuerdo, su madre vive orgullosa de cada logro y cada paso que da, sin embargo ellos asumieron los gastos del viaje y parte del mantenimiento de la estudiante en el país gaucho.

“La Universidad de Cundinamarca me dio un incentivo económico, inicial, sin embargo el pago de alojamiento, alimentación y transporte lo pude cubrir en parte con lo la ayuda económica que me daba la Universidad Lanús, lo demás corría por cuenta de mis padres”, recordó la estudiante.

El regreso

Camila asegura que regresó a tiempo, justo antes de que en Argentina se diera el primer caso de Covid 19, pero lo que realmente le cambió la vida fue lo que allí aprendió y su formación en aquel país que ama la cultura y la música.

“Mi Maestro (docente) asegura que la interpretación de la guitarra mejoró, que la experiencia me fortaleció como música y la disciplina con la que allá se estudia, me marcó definitivamente”, explicó Camila.

Camila regresó a su natal Zipaquirá, llena de experiencias y con conocimiento, pero sobre todo con nuevos amigos de Argentina que con amabilidad y cariño la acogieron.

  • Visto: 264