Radio UCundinamarca
Ver cuenta de Twitter Ucundinamarca
Ver página en Facebook
Visitar canal de youtube UCundinamarca
Ver sitio web UCundinamarca en Instagram
Visitar cuenta de  UCundinamarca en TikTok
Visitar perfil de UCundinamarca en Linkedin

Generación Siglo 21

Plan Rectoral 2015 - 2019

Retrato Rector Adriano Muñoz Barrera

Adriano Muñoz Barrera (Rector)

El 14 de diciembre de 2015 culminó el proceso de elección y designación del Rector de la Universidad de Cundinamarca para el período institucional 2015 - 2019, en el que el Consejo Superior eligió a Adriano Muñoz Barrera, abogado de la Universidad Externado de Colombia, especialista en las áreas del Derecho Privado Económico de la Universidad Nacional de Colombia y Gerencia para el Desarrollo Organizacional de la Universidad de Cundinamarca, magíster en Gestión de la Calidad de la Educación Superior de la Universidad de Pamplona y candidato a doctor en Derecho de la Universidad Santo Tomás.

 

Se ha desempeñado en las áreas del derecho económico y comercial, desarrollando su actividad mediante la asesoría, la consultoría y la atención judicial. Cuenta con amplia experiencia en el campo de la Educación Superior en el ejercicio de cargos como: Secretario General, Decano (e) de la Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Ciencias Políticas y Docente de los programas de Administración de Empresas y Contaduría Pública en la Universidad de Cundinamarca. 

El Rector es conocedor de la realidad de la institución que tiene a cargo y es consciente de sus urgentes necesidades, pues como lo sustenta en su plan de gobierno, sabe que desde finales del siglo XX, la educación superior -en virtud de la globalización-  está en proceso de transformación y que la naturaleza de la universidad tradicional atraviesa una crisis mundial; por lo que hoy, más que nunca, resulta apremiante la presencia de la institución pública y autónoma, con el fin de garantizar la supervivencia de la humanidad. Considera necesaria una generación propia de este momento histórico, que vincule y comprometa a los estudiantes, profesores, graduados, personal administrativo y todo el Departamento de Cundinamarca; una generación caracterizada por ser innovadora, emprendedora, científica, colaborativa, sustentada en la naturaleza y mediada por las tecnologías de la información y  la comunicación, que incorpora en el quehacer diario los consensos mundiales de la humanidad; una generación que sea agente de la transmodernidad, caracterizada como una realidad académica, científica, visible, dinámica, abierta,  reflexiva, crítica, interconectada.


Descarga el documento

La Universidad, como institución que emerge en el siglo XII, siendo una de las instituciones más antiguas del mundo, incluso más que el Estado, ha tenido un papel histórico fundamental, gracias a su capacidad de adaptación a los cambios sufridos por la sociedad. Sin embargo, muchos teóricos e investigadores sobre el tema, coinciden en sostener que hoy  en la sociedad y economía del conocimiento,  la universidad está en crisis.

 

Para De Sousa Santos (2005), la universidad atraviesa por una serie de crisis, que por un lado, refieren a la hegemonía, en relación con las funciones tradicionales y las asignadas en el siglo XX;  una crisis de legitimidad,  "(. . .) provocada  por el hecho de haber dejado de ser la Universidad una institución consensual (.. .)". Otra de las crisis refiere a lo institucional, "(. . .) resultado de la contradicción entre la reivindicación de la autonomía en la definición de valores y objetivos de la universidad y la presión creciente para someterla a criterios de la eficiencia y la productividad de naturaleza empresarial o de responsabilidad social" (De Sousa Santos, 2005).

 

Munera (2009), expresa que desde finales del siglo XX, la educación superior en virtud de la globalización, está en proceso de transformación. Efectivamente, la universidad tradicional, está dándole paso a otras instituciones como las técnicas o tecnológicas y "las empresas transnacionales,    las  universidades  corporativas  o  las  instituciones  por franquicia"  que  responden a las necesidades de la empresa privada y el mercado.

 

Sin embargo, hoy  más que nunca resulta apremiante la presencia de la universidad pública y autónoma, con el fin de garantizar la supervivencia de la humanidad; por to tanto, adhiero a las palabras de De Miguel (2012) cuando señala "(...) con la nueva sociedad del conocimiento asistimos  a un renacimiento de la Universidad (...)" y  agrego  "o su acabose",  si ésta no asume el rol exigido por el nuevo siglo.

 

Esta es la paradoja en la cual se encuentra la  Universidad  de  Cundinamarca;  por consiguiente, es necesario una generación propia de este momento histórico, como los profesores estudiantes, graduados, personal administrativo y todo Cundinamarca; que emprenda la labor de resignificar, repensar y reinventar la Universidad, con el fin de responder al reto de formar para la vida, los valores democráticos, la civilidad y la libertad y que sea capaz de resolver problemas de su entorno mediante la generación, gestión y transmisión de conocimiento.

Esta generación del siglo XXI caracterizada por ser innovadora, emprendedora, científica, colaborativa sustentada en la naturaleza y mediada por las tecnologías de la información y comunicación, que incorpora en el quehacer diario los consensos mundiales de la humanidad, tiene  el  desafío  de  conducir a la Universidad de Cundinamarca por el sendero de la visibilidad regional y nacional mediante la apropiación, creación, gestión y transmisión de conocimiento de impacto, permitiendo la acreditación de programas y posteriormente la acreditación institucional.

 

En consecuencia, la Universidad de Cundinamarca debe ser un agente de la transmodernidad caracterizada como una realidad académica, científica, visible, dinámica, abierta, reflexiva, critica, interconectada; cuya operación sea en tiempo real, sustentable con el medio ambiente, capaz de  incorporar en su razón de ser todos  los consensos de la humanidad, para darle respuesta efectiva y de impacto a la sociedad y economía del conocimiento.

 

Es una organización social del conocimiento, pública, diversa a, translocal del Siglo XXI, autónoma y democrática, formadora para la vida, centrada en el estudiante y cuya alta calidad recae en el profesor.

La cultura académica es entendida como el conjunto de significados que integran creencias, costumbres, prácticas hábitos, actividades normas y valores que guían la conducta o el comportamiento propio de una comunidad académica.

En consecuencia, la Universidad de Cundinamarca debe velar por una cultura académica que privilegie el saber, el conocimiento y la formación para la vida, con el fin que su campus académico sea de aprendizaje; generador de una cultura que propenda por los valores democráticos, la libertad, la solidaridad, la civilidad y el conocimiento para la vida.

La Universidad de Cundinamarca en el marco de su política institucional, estructura, práctica institucional, comunicación interna, trabajo diario, participación, valores institucionales, símbolos, relaciones, manejo de los recursos; debe generar cultura académica científica y formadora para la vida, con el fin de crear un marco referencial que conduzca o guíe a la comunidad por el camino de la ciencia, la vida, la civilidad y la libertad.

La cultura académica es entendida como el conjunto de significados que integran creencias, costumbres, prácticas hábitos, actividades normas y valores que guían la conducta o el comportamiento propio de una comunidad académica.

En consecuencia, la Universidad de Cundinamarca debe velar por una cultura académica que privilegie el saber, el conocimiento y la formación para la vida, con el fin que su campus académico sea de aprendizaje; generador de una cultura que propenda por los valores democráticos, la libertad, la solidaridad, la civilidad y el conocimiento para la vida.

La Universidad de Cundinamarca en el marco de su política institucional, estructura, práctica institucional, comunicación interna, trabajo diario, participación, valores institucionales, símbolos, relaciones, manejo de los recursos; debe generar cultura académica científica y formadora para la vida, con el fin de crear un marco referencial que conduzca o guíe a la comunidad por el camino de la ciencia, la vida, la civilidad y la libertad.

La Universidad de Cundinamarca debe ofrecer una educación formadora para la vida, los valores democráticos, la civilidad y la libertad.

La educación para la vida es la gran apuesta del siglo XXI que propenda de acuerdo con Torroella (2001) por el “(...) el desarrollo integral de la personalidad, de las potencialidades del ser humano y a la plenitud humana (...)”, caracterizada porque está “(...) centrada en el alumno. como actitud fundamental del educador (...)’ (Ibid), donde florecen la autonomía, la libertad, la democracia y espontaneidad para la creación y la iniciativa, dirigida a la civilidad y a la supervivencia del ser humano, con el fin de formar, no solo profesionales, sino hacer de la comunidad académica un conjunto de seres humanos integrales, responsables, solidarios y tolerantes.

Es necesario formar un ciudadano del mundo donde la Universidad integre los valores del departamento, la región y el país; los valores globales de los derechos humanos; el respeto a la diversidad étnica, cultural y personal; la equidad de género y el desarrollo sostenible.

Esa educación debe comprender como mínimo los siguientes componentes definitorios:

 

  • Aprendizaje multidimensional

Entendido como un proceso que se desarrolla en un campus multidimensional (virtual, institucional, presencial, cultural, internacional), abierto, incluyente, colaborativo y trascendente, que utiliza estrategias, métodos, técnicas e instrumentos, para propiciar el desarrollo integral de la personalidad, las potencialidades del ser humano, las disciplinas y la comunidad académica.

Se hace necesario fortalecer la virtualidad como apoyo a los procesos de aprendizaje, la posibilidad de atender la demanda educativa en el Departamento de Cundinamarca y la puerta de diálogo con el mundo.

 

  • Reforma curricular 

La Universidad de Cundinamarca debe construir, diseñar, implementar y gestionar un currículo flexible, sistémico e integral que conduzca a darle vida al proyecto educativo institucional; orientado a las disciplinas, a los valores para la vida, la democracia y la libertad, a tono con las nuevas realidades institucionales, locales y mundiales. 

 

  • Profesor gestor de conocimiento 

El profesor de la Universidad de Cundinamarca, entendido como un sujeto libre, transformador, interactivo colaborativo y gestor de conocimiento; es quien hace posible la universidad pública translocal del siglo XXI para lo cual se debe dignificar su profesión mediante la categorización, los incentivos por la producción académica; los pagos por la asesoría y dirección de trabajos de grado. De igual manera, se buscará la vinculación de profesores de carrera en una relación mínima de siete (7) por programa; la contratación a once (11) meses de los profesores de tiempo completo; la formación y el desarrollo profesional; la estabilidad laboral y la creación de un centro especializado para fortalecer y apoyar la tecnología educativa.

 

  • Estudiante creador de oportunidades

El centro de la cultura académica es el estudiante, creador de oportunidades, autónomo, crítico y propositivo. En este sentido, la relación se fundamenta en la comunicación intensificada entre maestros y estudiantes y viceversa.

Es necesario graduar un estudiante innovador, emprendedor y, por ende, generador de empleo, con el fin de que la Universidad a través de su formación, aporte en la solución de problemas del entorno local, departamental y nacional, haciendo renacer un ser nuevo para la vida, la democracia, la civilidad y la libertad.

Es perentorio revivir el campus académico, donde los espacios artísticos, culturales, musicales deportivos desaten la vida universitaria en una explosión de colores, aromas y sonidos; cambien la Iógica del espacio por una poética del espacio y posibiliten la amnesia de problemas vivenciados por los estudiantes al interior de sus vidas, creando así escenarios de paz, convivencia y salud mental.

De igual manera, fortalecer Bienestar Universitario y ampliar la cobertura de los programas que ofrece para velar por el bienestar de los estudiantes, profesores y personal administrativo.

 

  • Graduados integrados y con sentido de pertenencia 

Incorporar al graduado como parte activa de la comunidad académica de la Universidad de Cundinamarca, haciéndolo su embajador y vinculándolo a sus procesos; creando el observatorio laboral, realizando alianzas estratégicas mediante convenios empresariales y expidiendo el estatuto del graduado, donde se consagren sus derechos y deberes y la relación académica con la Universidad.

El sello identificador y diferenciador de una organización de conocimiento, como lo es la Universidad de Cundinamarca, debe ser el componente de ciencia, tecnología, investigación e innovación, reflejado en productos académicos, incorporación de las TIC, relación con la tecnología al servicio del desarrollo social, regional y productivo, articulada con la necesidad de aportar en la resolución de problemas que afecten la sostenibilidad de recursos no renovables, con una importancia significativa hacia el agua.

Es necesario que la Universidad incorpore y refleje en su quehacer cotidiano estos componentes que la identifican como organización del siglo XXI, elevando a un cinco por ciento (5%) como mínimo las asignaciones presupuestales respectivas.

La investigación en la Universidad debe ser aplicada, sistémica y de impacto, por lo tanto, debe consolidar su sistema de investigación; incentivar la producción académica de los profesores; desconcentrar los procesos; generar productos de alto impacto en la región; generar relaciones interinstitucionales y alianzas estratégicas con otros centros universitarios y de investigación; propiciar la formación científica y tecnológica; fomentar los semilleros, reconocer institucionalmente los grupos internos; fortalecer y ampliar los grupos reconocidos por COLCIENCÍAS y crear áreas o temas de impacto translocal.

Se debe transitar de manera articulada por el sendero de los semilleros de investigación grupos de investigación, trabajos de grado, Maestrías y Doctorados.

La internacionalización entendida como una dimensión académica, mediante la cual se incorpora nuestro claustro universitario al mundo, para dialogar con él, intercambiar saberes, experiencias y conocimientos.

Es la oportunidad que tiene la Universidad de Cundinamarca para dialogar con otras culturas, con el fin de fortalecer sus procesos de enseñanza-aprendizaje y romper las fronteras del saber, para lo cual se debe propiciar, entre otras: la gestión de la internacionalización, la movilidad académica de profesores estudiantes e investigadores, las redes universitarias e intercambio de experiencias y conocimientos, la formulación de proyectos de investigación conjuntos, la internacionalización del currículo, la enseñanza de lenguas extranjeras, la biblioteca con orientación internacional, las publicaciones conjuntas, la presencia de estudiantes y profesores extranjeros; la promoción de la universidad como destino y experiencia educativa, la interacción universitaria internacional y la exportación de servicios educativos; el fortalecimiento de las relaciones interinstitucionales, la realización de actividades extracurriculares de sensibilización hacia otras culturas; la oferta de programas con enfoque internacional.

En consecuencia, se deben establecer unas políticas y una estructura administrativa, pasantías. Estancias, semestres académicos; instituto de lenguas extranjeras; campos de verano y cursos para extranjeros; convenios de cooperación de intercambio cultural.

La Universidad debe caracterizarse por ser una organización en constante transformación, cuya operación sea en tiempo real, donde la mayoría de los servicios administrativos se presten en línea, con procesos certificados por pares académicos u organismos nacionales o internacionales lo cual obliga fortalecer la plataforma tecnológica.

Resulta igualmente imperativo instituir un gobierno universitario digital, caracterizado por el autocontrol, el control social universitario y las buenas prácticas de la gobernanza universitaria; control social universitario entendido como un espacio o instrumento ” donde el principal protagonista es el estudiante y el profesor, que participan en el gobierno de la universidad.

La administración debe ser desconcentrada, enfocada en el servicio y centrada en lo académico.

En esta Universidad los recursos públicos deben ser sagrados y los propios fortalecidos a través de la celebración de convenios, de los servicios universitarios, la educación continua y virtual.

Fuentes Documentales
  • Castell, M. (1999). Globalización, identidad y estado en América Latina. PNUD. Santiago- Chile.
  • Castells, M. (2000). “La Era de la Información’. México. Siglo Veintiuno Editores. México.
  • De Sousa Santos (2005) “La Universidad en el siglo XXI para una reforma democrática y emancipadora de la Universidad’. Editado por Laboratorio de Políticas Públicas. Buenos Aires. Miño y Dávila. ISBN: 84-95294-74-5. Impreso en Argentina. 86p.
  • De Miguel, J. (2012). Universidad y Democracia. Cadiz, España: Fundación Municipal de cultura Ayuntamiento de Cádiz.
  • Múnera, L. (2009). ’ La universidad en el siglo XXI '. (Tres fragmentos) en Zerda, A. Bejarano, Jiménez, P. , Orjuela, F. . La Educación superior. Tendencias, debates y retos para el siglo XXI. Sostenibilidad y financiación. (pp. 49-64). Bogotá. Universidad Nacional. Bogotá.
  • Rodríguez, R . (2004). ’Transmodernidad". España. Anth ropos Editorial. (pp.31-46).
  • Torroella González-Mora (2001) ’ Educación para la vida. El gran reto". Revista Latinoamericana de Psicologia. Volumen 33 - n° 1 73-84
  • Universidad de Cundinamarca (2015). Política y Lineamientos de Integración de TIC en la Educación de la Universidad de Cundinamarca. p. 8:56
Certificado de Bioseguridad por Fenalco
Certificado Huella de Carbono
Certificado de responsabilidad social
Certificado ICONTEC ISO 9001
Ministerio de Educación Ministerio TIC Colciencias ICFES Icetex Colombia Aprende Procuraduría General Contraloría General Gobierno en línea Sistema Integral de Auditoría Colombia compra eficiente
Ministerio de Educación
Ministerio TIC
Colciencias
ICFES
Icetex
Colombia Aprende
Procuraduría General
Contraloría General
Gobierno en línea
Sistema Integral de Auditoría
Colombia compra eficiente

Contacto 

 

Línea gratuita: 01 8000 180 414 | e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sede Administrativa: Dg 18 No. 20-29 Fusagasugá | (+57 1) 828 1483

Seccional Girardot: Carrera 19 Nº 24 - 209 | (+57 1) 833 5071
Seccional Ubaté: Calle 6 Nº 9 - 80 | (+57 1) 855 3055
Extensión Chía: Autopista Chía - Cajicá | Sector "El Cuarenta" | (+57 1) 828 1483 Ext. 418
Extensión Facatativá: Calle 14 con Avenida 15 | (+57 1) 892 0706
Extensión Soacha: Diagonal 9 No. 4B-85 | (+57 1) 721 9220
Extensión Zipaquirá: Carrera 7 No. 1-31 | (+57 1) 851 5792
Oficinas Bogotá D.C.: Carrera 20 No. 39-32 Teusaquillo | (+57 1) 744 8180 

Notificaciones judiciales:
Dirección Jurídica (+57 1) 828 1483 Ext. 115 | e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


© 2019 UCUNDINAMARCA Generación Siglo 21

Universidad de Cundinamarca - UDEC
Vigilada Mineducación
Reconocida por Resolución No. 19530, de Diciembre 30 de 1992 (MEN)

Oficina Asesora de Comunicaciones
Derechos reservados

= Cerrar Menu
Ir a contenido Inicial