Estudiante Embajador regresó a casa

Ratings
(1)

El estudiante de Ingeniería de Sistemas nos cuenta cómo fue la experiencia en México con el intercambio académico que cambió su vida.


Luego de un año en un país extranjero, al que se fue a cumplir uno de sus grandes sueños, Duván José Guzmán Cubillos regresó y ahora con más sueños e ilusiones que con las que se fue. El joven de 23 años estudiante de Ingeniería de Sistemas de la UCundinamarca fue beneficiario del programa de Internacionalización en enero del 2020.

El destino fue Lazaro Cádenas, una ciudad junto al mar ubicada en el estado de Michoacán en México, en donde pudo estudiar durante un año en el Instituto Tecnológico de la ciudad las materias homologables con la ingeniería que cursa en la UCundinamarca.

Gracias a su persistencia, al anhelo que tenía por viajar y a su buen desempeño académico, Duván recibió respuesta positiva a la solicitud que hizo en la Oficina de Internacionalización para ser beneficiario de este programa Estudiante Embajador “apliqué en tercero y cuarto semestre y solo hasta que terminé quinto semestre me aprobaron la solicitud, cumplí con los requisitos que dependían de mi promedio, cursar más del 50% de los créditos de la carrera y tener el permiso de mi padre”, explicó el joven.

Aún recuerda como si fuera ayer, cuando el docente Fabián Leal viajó hasta Ubaté para darle la buena noticia, la Universidad Cundinamarca lo apadrinaba para que viajara a México y estudiara un semestre y cubriría los gastos de alimentación, vivienda y matricula a en la universidad seleccionada.

“Me dieron la noticia y yo quería llorar de la alegría, pero luego pensé que la tarea era convencer a mi padre que me diera el permiso, él no creía mucho, pero lo convencí”, recordó Duván, quien a partir de la buena nueva comenzó a hacer todos los trámites para la visa y los permisos necesarios que se requieren para pasar una temporada en el país centroamericano.

Dos semestres de internacionalización

Tras llegar a Lazaro Cárdenas – México, Duván inició sus estudios y fue cuando comenzó a conocer personas a conocer a ciudad y a “abrir la mente”, como lo resume él. Sin embargo, en el mundo pasaba algo que fuera de todo pronóstico cambiaría los planes de Duván.

“A los dos meses de estar estudiando, comenzó la pandemia y tuve que quedarme encerrado en el apartamento que habían destinado para nosotros, estaba a solo cinco minutos del Instituto pero no podía ir”, dijo Guzmán Cubillos, quien comenzó a ver clases apoyado por las TICS, sin embargo él ya había hecho suficientes amigos como para tener una red con la que hacía trabajos y demás, desde el aislamiento.

Duván no viajó solo, dos compañeros de Contaduría y de Administración de Empresas de la UCundinamarca, estaban viviendo la misma experiencia que él, “éramos los tres, viviendo y compartiendo. Como al llegar fuimos tan populares porque fue la primera vez que este instituto hacía un intercambio, entonces todos quisieron conocernos. Fuimos muy afortunados”.

Al pasar los seis meses los aeropuertos continuaban cerrados y el permiso de permanencia ya se le había acabado. El programa de Estudiante Embajador no le cubriría nada más, sin embargo y teniendo en cuenta lo sucedido, la Universidad de Cundinamarca le extendió el beneficio y lo matriculó en otro semestre.

“No sé qué hubiera hecho, pero afortunadamente la Universidad me apoyó y pude homologar más materias y quedarme no un semestre, sino un año”, expresó el estudiante de Ingeniería de Sistemas.

Duván sueña con volver a viajar, dejó amigos en México y considera que es una ciudad muy bella a la que vale la pena regresar “siempre soñé con viajar y conocer el mundo, con estudiar fuera de Colombia y eso lo logré gracias a este programa de la UCundinamarca”, expresó el estudiante quien además no descarta la posibilidad de ofertas de empleo.

Este programa de Estudiante Embajador de la UCundinamarca le permitió conocer, vivir otras experiencias, participar en eventos, hacer amigos, expandir su mente y sin duda cada una de estas experiencias le permitirá ser un profesional sobresaliente.

El estudiante regresó a Colombia hace poco más de un mes y ya comenzó a estudiar, debe terminar sus materias para recibir su título y ser un Ingeniero de Sistemas de la Universidad de Cundinamarca.

  • Visto: 638