Un dulce emprendimiento

Ratings
(2)

Estudiantes del programa de Zootecnia de la UCundinamarca, crearon una asociación con el ánimo de proteger las abejas y generar ingresos.


Tener la maravillosa función en la naturaleza de fecundar las plantas, las abejas cumplen con la función de polinización, ya que garantizan el 30% de la producción de alimentos y el 70% de las plantas dependen de este proceso. Cuatro estudiantes de la UCundinamarca al ver el peligro que corría esta especie, quisieron hacer algo por protegerla.

Luego de una clase de Apicultura con la docente Judith Castiblanco hace dos años, Francy Rodríguez farfán, Miguel Ángel Guerrero Casas, Yessica abril López y Julián Gómez Gómez decidieron tomar acciones para evitar que las abejas siguieran siendo asesinadas en Ubaté y Lenguazaque Cundinamarca, en donde residen estos jóvenes.

“Muchas personas por desconocimiento y miedo las atacaba, las quemaban y allí comenzamos a intervenir nosotros. Evitamos que muchas de estas cosas pasaran, pero además pensamos en que podemos hacer cultivos en los que ellas estén a salvo y las personas también”, explicó Francy Rodríguez farfán.

Así fue como surgió AsoBee, una asociación en la que estos estudiantes realizan la gestión para instalar los apiarios y así recolectar su miel y el polen “protegemos la especie y le enseñamos a la gente a vivir de ellos”, explicó la estudiante de último semestre de Zootecnia de la UCundinamarca.

Francy asegura que el camino no ha sido fácil, pero ha contado con el conocimiento y apoyo de los docentes de la Universidad quienes en este proyecto de vida de los cuatro jóvenes los han impulsado y acompañado.

La Asociación fue fundada hace poco, incluso aún se encuentran en algunos trámites administrativos, sin embargo, ya tienen diferentes apiarios instalados en los que las inversiones están alrededor de los tres millones de pesos, este costo lo asumen los propietarios de los terrenos y los jóvenes de AsoBee ponen su conocimiento y mano de obra.

Francy y sus compañeros de trabajo, han hecho acuerdos para comercializar el polen tienen un acuerdo con las empresas de apicultura Apiarrayanes y Apumundo y la miel la venden puerta a puerta o con amigos y conocidos, sin embargo trabajan en planes de ventas pues allí está la rentabilidad de su negocio “llegamos a un acuerdo con las personas a las que les instalamos los apiarios y es que la ganancia de nosotros es el 50% de las ventas de miel y polen”, explicó la futura zootecnista.

El inicio de un gran camino

Hasta el momento Francy y sus compañeros de AsoBee han instalado ocho apiarios en los municipios que conforman el Valle de Ubaté, las personas interesadas los contactan por medio del Semillero de Investigación de la UCundinamarca.

Estos jóvenes se encuentran el último semestre del programa de Zootecnia, sueñan con seguir protegiendo la especie de las abejas, pues consideran que al protegerlas a ellas, protegen el ecosistema.

Pronto terminaran su trabajo de grado y seguirán con este dulce emprendimiento que les permite generar dinero para ellos, proteger las abejas, generar ingresos para las personas de la región e iniciar un gran camino en el mundo empresarial.

  • Visto: 646