Selección de materiales mutantes de habichuela voluble (Phaseolus vulgaris) en la granja la Esperanza

Alvaro Celis F., Laura Rocío Fonseca H y Cesar Ariza.


Introducción
 
La humanidad depende, directa o indirectamente, de las plantas para su alimentación, ya que todos sus alimentos son vegetales o se derivan de éstos por ejemplo: carne, huevos y productos lácteos. De las plantas se deriva también directa o indirectamente, la mayoría de las fibras textiles, fármacos, combustibles, lubricantes y materiales de construcción. Además, algunas plantas desempeñan funciones de ornato.
Desde los  años  1960  se  han  liberado  en  todo  el  mundo  más  de  2250 variedades derivadas directamente como mutantes o a partir de cruzas con  mutantes.  En muchas variedades derivadas por mutación, las características cambiadas han resultado en un efecto sinérgico, mejorando la calidad y el valor agronómico.  Muchos  mutantes  han tenido  un  impacto  a  nivel  internacional  por  el  incremento  del rendimiento y la calidad en cultivos propagados por semilla.
 
Las mutaciones son fuente de variabilidad genética en los organismos. La variabilidad causada por las mutaciones inducidas no es esencialmente diferente de la causada por las mutaciones espontáneas durante la evolución. El uso directo de las mutaciones es una herramienta muy valiosa para el mejoramiento de plantas, particularmente cuando se desea mejorar uno o dos caracteres fácilmente identificables en una variedad bien adaptada.
 
La utilización de mutaciones inducidas en el mejoramiento genético de las plantas ha permitido la obtención de cultivares de alta adaptación en muchas especies. Sin embargo, su utilización debe estar precedida de ensayos que permitan determinar la  dosimetría  adecuada,  así  como    familiarizar  al  mejorador  sobre  el  efecto  que  las  mutaciones  tienen  sobre  el  material   vegetal  utilizado.
Las mutaciones naturales se presentan en bajas tasas y el incremento de  mutantes  se  puede  realizar  mediante  el  uso  de  mutágenos  tanto físicos como químicos. Entre los agentes físicos destacan los rayos x, rayos gamma, cobalto radiactivo, radioisótopos, las radiaciones cósmicas, radiaciones ultravioleta, neutrones, partículas alfa y beta etc.  Y, entre los agentes químicos está el gas mostaza, la colchicina, el etil metil sulfonato y la azida de sodio.


Bibliografía
 
ACEVEDO, Y., MONTOYA, J.2007. Modelo matemático predictivo para la determinación de pérdidas por competencia de malezas en un cultivo de fríjol arbustivo (Phaseolus Vulgaris L.) en la vereda Guavio-Fusagasugá. Tesis de grado Facultad de Ciencias Agropecuarias, Programa Agronomía, Universidad de Cundinamarca.
ALLARD, W.R.1999.Principio de la mejora de plantas. Editorial Omega.
POELMHAN, J.L. 2002. Mejoramiento Genético de las cosechas .Editorial Limusa, México.
SALMERÓN, EJ, DE LA CRUZ, T.E, MASTACHE, L.A, MERLOS, B, CANALES, E,
GARCÍA, A y BRITO, M.2015.Mutagénesis inducida con radiación gamma a semilla de soya de planta mutante espontánea. XXVII Reunión Científica Tecnológica, Forestal y Agropecuaria Tabasco.
 




DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN
Telefono: (+57 1) 828 1483 Ext. 131
investigacion@ucundinamarca.edu.co
Bloque B - Piso 2