Generación Siglo 21

Plan Rectoral 2015 - 2019

Adriano Muñoz Barrera (Rector)

El 14 de diciembre de 2015 culminó el proceso de elección y designación del Rector de la Universidad de Cundinamarca para el período institucional 2015 - 2019, en el que el Consejo Superior eligió a Adriano Muñoz Barrera, abogado de la Universidad Externado de Colombia, especialista en las áreas del Derecho Privado Económico de la Universidad Nacional de Colombia y Gerencia para el Desarrollo Organizacional de la Universidad de Cundinamarca, magíster en Gestión de la Calidad de la Educación Superior de la Universidad de Pamplona y candidato a doctor en Derecho de la Universidad Santo Tomás.

 

Se ha desempeñado en las áreas del derecho económico y comercial, desarrollando su actividad mediante la asesoría, la consultoría y la atención judicial. Cuenta con amplia experiencia en el campo de la Educación Superior en el ejercicio de cargos como: Secretario General, Decano (e) de la Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Ciencias Políticas y Docente de los programas de Administración de Empresas y Contaduría Pública en la Universidad de Cundinamarca. 

El Rector es conocedor de la realidad de la institución que tiene a cargo y es consciente de sus urgentes necesidades, pues como lo sustenta en su plan de gobierno, sabe que desde finales del siglo XX, la educación superior -en virtud de la globalización-  está en proceso de transformación y que la naturaleza de la universidad tradicional atraviesa una crisis mundial; por lo que hoy, más que nunca, resulta apremiante la presencia de la institución pública y autónoma, con el fin de garantizar la supervivencia de la humanidad. Considera necesaria una generación propia de este momento histórico, que vincule y comprometa a los estudiantes, profesores, graduados, personal administrativo y todo el Departamento de Cundinamarca; una generación caracterizada por ser innovadora, emprendedora, científica, colaborativa, sustentada en la naturaleza y mediada por las tecnologías de la información y  la comunicación, que incorpora en el quehacer diario los consensos mundiales de la humanidad; una generación que sea agente de la transmodernidad, caracterizada como una realidad académica, científica, visible, dinámica, abierta,  reflexiva, crítica, interconectada.




PLAN RECTORAL 2015 - 2019
La Universidad, como institución que emerge en el siglo XII, siendo una de las instituciones más antiguas del mundo, incluso más que el Estado, ha tenido un papel histórico fundamental, gracias a su capacidad de adaptación a los cambios sufridos por la sociedad. Sin embargo, muchos teóricos e investigadores sobre el tema, coinciden en sostener que hoy  en la sociedad y economía del conocimiento,  la universidad está en crisis.
 
Para De Sousa Santos (2005), la universidad atraviesa por una serie de crisis, que por un lado, refieren a la hegemonía, en relación con las funciones tradicionales y las asignadas en el siglo XX;  una crisis de legitimidad,  "(. . .) provocada  por el hecho de haber dejado de ser la Universidad una institución consensual (.. .)". Otra de las crisis refiere a lo institucional, "(. . .) resultado de la contradicción entre la reivindicación de la autonomía en la definición de valores y objetivos de la universidad y la presión creciente para someterla a criterios de la eficiencia y la productividad de naturaleza empresarial o de responsabilidad social" (De Sousa Santos, 2005).
 
Munera (2009), expresa que desde finales del siglo XX, la educación superior en virtud de la globalización, está en proceso de transformación. Efectivamente, la universidad tradicional, está dándole paso a otras instituciones como las técnicas o tecnológicas y "las empresas transnacionales,    las  universidades  corporativas  o  las  instituciones  por franquicia"  que  responden a las necesidades de la empresa privada y el mercado.
 
Sin embargo, hoy  más que nunca resulta apremiante la presencia de la universidad pública y autónoma, con el fin de garantizar la supervivencia de la humanidad; por to tanto, adhiero a las palabras de De Miguel (2012) cuando señala "(...) con la nueva sociedad del conocimiento asistimos  a un renacimiento de la Universidad (...)" y  agrego  "o su acabose",  si ésta no asume el rol exigido por el nuevo siglo.
 
Esta es la paradoja en la cual se encuentra la  Universidad  de  Cundinamarca;  por consiguiente, es necesario una generación propia de este momento histórico, como los profesores estudiantes, graduados, personal administrativo y todo Cundinamarca; que emprenda la labor de resignificar, repensar y reinventar la Universidad, con el fin de responder al reto de formar para la vida, los valores democráticos, la civilidad y la libertad y que sea capaz de resolver problemas de su entorno mediante la generación, gestión y transmisión de conocimiento.

Esta generación del siglo XXI caracterizada por ser innovadora, emprendedora, científica, colaborativa sustentada en la naturaleza y mediada por las tecnologías de la información y comunicación, que incorpora en el quehacer diario los consensos mundiales de la humanidad, tiene  el  desafío  de  conducir a la Universidad de Cundinamarca por el sendero de la visibilidad regional y nacional mediante la apropiación, creación, gestión y transmisión de conocimiento de impacto, permitiendo la acreditación de programas y posteriormente la acreditación institucional.
 
En consecuencia, la Universidad de Cundinamarca debe ser un agente de la transmodernidad caracterizada como una realidad académica, científica, visible, dinámica, abierta, reflexiva, critica, interconectada; cuya operación sea en tiempo real, sustentable con el medio ambiente, capaz de  incorporar en su razón de ser todos  los consensos de la humanidad, para darle respuesta efectiva y de impacto a la sociedad y economía del conocimiento.
 
Es una organización social del conocimiento, pública, diversa a, translocal del Siglo XXI, autónoma y democrática, formadora para la vida, centrada en el estudiante y cuya alta calidad recae en el profesor.
FRENTE ESTRATÉGICO 1: Institución translocal del siglo XXI: Desde la acreditación de programas a la acreditación institucional.
FRENTE ESTRATÉGICO 2: Cultura académica, científica y formativa.
FRENTE ESTRATÉGICO 3: Educación para la vida, los valores democráticos, la civilidad y la libertad.
FRENTE ESTRATÉGICO 4: Ciencia, tecnología, investigación e innovación. 
FRENTE ESTRATÉGICO 5: Internacionalización: dialogar con el mundo.
FRENTE ESTRATÉGICO 6: Organización universitaria digital.
Fuentes Documentales
  • Castell, M. (1999). Globalización, identidad y estado en América Latina. PNUD. Santiago- Chile.
  • Castells, M. (2000). “La Era de la Información’. México. Siglo Veintiuno Editores. México.
  • De Sousa Santos (2005) “La Universidad en el siglo XXI para una reforma democrática y emancipadora de la Universidad’. Editado por Laboratorio de Políticas Públicas. Buenos Aires. Miño y Dávila. ISBN: 84-95294-74-5. Impreso en Argentina. 86p.
  • De Miguel, J. (2012). Universidad y Democracia. Cadiz, España: Fundación Municipal de cultura Ayuntamiento de Cádiz.
  • Múnera, L. (2009). ’ La universidad en el siglo XXI '. (Tres fragmentos) en Zerda, A. Bejarano, Jiménez, P. , Orjuela, F. . La Educación superior. Tendencias, debates y retos para el siglo XXI. Sostenibilidad y financiación. (pp. 49-64). Bogotá. Universidad Nacional. Bogotá.
  • Rodríguez, R . (2004). ’Transmodernidad". España. Anth ropos Editorial. (pp.31-46).
  • Torroella González-Mora (2001) ’ Educación para la vida. El gran reto". Revista Latinoamericana de Psicologia. Volumen 33 - n° 1 73-84
  • Universidad de Cundinamarca (2015). Política y Lineamientos de Integración de TIC en la Educación de la Universidad de Cundinamarca. p. 8:56
Colciencias Ministerio TIC Colciencias ICFES Icetex Colombia Aprende Procuraduría General Contraloría General Gobierno en línea